Cómo hacer el prototipo de un juego de mesa

Hola amigos, hoy vamos ver como hacer tu propio prototipo para un juego de mesa. Estos son los materiales y las herramientas que vamos a necesitar: lápices y bolígrafos, un taco de hojas de papel, una brocha, una tabla de pino, un taladro, una pistola de calor, ácido para baterías y tinte rojo nº2.

¡Vale, vale, no os vayáis que ya me pongo en serio! Por suerte hacer un prototipo es fácil, barato y no hace falta ser un experto en Photoshop ni tener un equipo de maquetación. Basta con unas nociones mínimas de ofimática o, simplemente, con echarle paciencia y ponerse a dibujar y a recortar papelitos. Como veis es algo que hasta un niño de primaria podría hacer.

¡Espero que os haya gustado el artículo, no os perdáis la próxima entrada!

¿Cómo? ¿Que os parece insuficiente? Sí que estais exigentes hoy… Está bien, vamos a ver algunos consejos para que preparar vuestro prototipo sea coser y cantar (y cortar, y cortar…)

Lo primero que debemos saber es que nuestro prototipo debe cumplir estos tres criterios: ser sencillo, barato y eficaz. Todo lo que no cumpla estas condiciones supone tiempo y trabajo desperdiciados. ¡Tened en cuenta que tendréis que modificarlo infinidad de veces!

Hace poco hablé de las tres fases de testeo por las que todo juego debe pasar. Para la primera de ellas necesitaremos preparar un prototipo muy básico, lo justo como para ver en acción algunas mecánicas. Para esto no hace falta más que bocetar el tablero sobre una hoja y garabatear la información que necesitemos sobre algunas cartas. En mi caso, como ya tengo bastantes prototipos desechados de juegos anteriores, suelo utilizar el dorso de viejas cartas para ahorrarme trabajo. Sino siempre es bueno reciclar algún papel que tengamos por la casa, que el dorso de las cartas sea diferente no supone ningún problema.

ProtoCapit01Perdón por la letra pero cuando hice las cartas nunca imaginé que nadie las vería a parte de mí.

Cuando tengamos una idea más firme de como será nuestro juego tendremos que empezar a preparar un prototipo que sea adecuado para ser testeado. En muchas ocasiones he testeado prototipos escritos a mano y se pueden jugar bien pero, personalmente, prefiero que para esta etapa estén hechos a ordenador para evitar problemas (basta que alguien no entienda tu letra como para que tenga que preguntarte y mostrar información que debería estar oculta). No es necesario que utilices imágenes ni tinta a color si no es indispensable y, en muchas ocasiones, en lugar de usar ilustraciones es mejor utilizar iconos sencillos y fáciles de reconocer.

ProtoPeces01En este juego de memoria cada carta es un pez de colores, pero para el prototipo es más rápido y resulta más cómodo utilizar iconos que dibujos.

A la hora de diseñar tu prototipo busca siempre que su diseño sea lo más sencillo posible, que la información sea clara y precisa, y que disponga de suficientes elementos paraque se pueda jugar cómodamente. No te procupes en representar la temática o la ambientación de tu juego, los jugadores pondrán de su parte para crear esa atmósfera.  Vamos a ver por separado los tres elementos que son indispensables en la mayoríade los juegos: tablero, cartas y otros componentes.

Tablero
Cuanto más pequeño sea mejor. Su tamaño ideal es el de un folio A4 pero, antes de ponerse a diseñar, conviene comprobar que los textos se impriman con un tamaño legible y calcular también el tamaño del resto de componentes para que encajen correctamente. Un tablero muy grande puede ser un incordio, y uno pequeño en el que no entren bien las fichas también. Yo recomiendo utilizar tan sólo un papel impreso pero, si estás seguro que no vasa modificarlo más adelante, puedes pegarlo sobre una cartulina para que resulte más manejable.

ProtoCapit02Si el tamaño es mayor que el de un A4 me gusta fijar con celo una de las hojas para que sea abatible.

Cartas
La solución más cómoda suele ser imprimirlas en papel y colocarlas dentro de una funda junto con otra carta. Como exjugador de Magic tengo una gran cantidad de tierras y comunes inservibles que vienen muy bien para darle rigidez a las cartas del prototipo y, además, en cualquier tienda puedes comprar 100 fundas de ese tamaño por un euro. En cuanto a su diseño cíñete a lo más básico, no vale la pena esmerarse en él hasta que el juego no esté casi acabado. Si no estás seguro del coste o de los valores que pueden tener las cartas puedes dejar el espacio en blanco, así podrás rellenarlo a lápiz y podrás modificarlos sin tener que volver a imprimir (es lo que hice para la puntuación de mi juego de peces). Eso sí, resulta muy recomendable tener una guillotina o una regla metálica y un cutter porque os vais a hinchar de cortar cartas.

Otros componentes
Para el resto de componentes puedes utilizar los dados y las fichas que tengas de otros juegos, aunque lo más cómodo es comprarlos sueltos en alguna tienda. En España la única tienda de componentes que conozco es Custom Meeple, pero en La BSK podéis encontrar un listado con una gran variedad de tiendas en el extranjero. Con varios cubos de diferentes colores y unos cuantos meeples tendremos suficiente para la mayoría  de los juegos que diseñemos.

ComponentesEl kit del pequeño diseñador.

Cuando tengamos nuestro juego terminado necesitaremos un prototipo más elaborado para enseñar al público. Aquí es ya cuestión de gustos y he visto de todo, desde prototipos muy básicos hasta juegos con ilustraciones sacadas de internet y componentes personalizados. En mi opinión, lo mejor es no utilizar nada que no sea propio de tu juego o que no estés seguro que podrás producir si lo editas, ya que así evitas dar una imagen distorsionada de tu juego a los jugadores y que se sientan decepcionados si el juego no acaba siendo como lo han visto. Si el prototipo es muy sencillo o no tiene ilustraciones siempre puedes llevarte algunas cartas con el arte final del juego, así podrás mostrarle a los jugadores como será el resultado cuando esté acabado.

ProtoIslaT01El prototipo final no deja de ser una versión mejorada de los anteriores.

Y poco más puedo decir. Hay que tener siempre en mente que la única finalidad de un prototipo es demostrar que el juego funciona correctamente, todo lo demás son añadidos innecesarios que pueden jugar en nuestra contra.

Pero… ¿Y si mi prototipo es una versión del crokinole?
Entonces léete el primer párrafo del artículo y… ¡Tómatelo en serio!

¡Ahora sí, hasta la próxima entrada!

Anuncios

2 comentarios en “Cómo hacer el prototipo de un juego de mesa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s